Así fue, así pasó

Desde la Casa Grande del Padul por Isidoro

 

Pero lo bueno de todo fue que había actividades para niños, jóvenes y padres o personas mayores. Así las chicas de Maroga nos deleitaron con sus coreografías. Un joven Mago nos dejaba embobados sacando cosas de donde…no podíamos ni imaginarlo. La banda de música con sus actuaciones, la Coral, el Coro Rociero, las chicas de la Escuela de Adultos también mostraban sus coreografías con el estilo y buen hacer que tienen. Para no aburrirse.

Además de ser curioso resulta verdad que cada actividad que se programó para los peques de las casas tuvieron mucho éxito y fue así porque cada peque tenía a su mamá y cada una de ellas formaba  parte de ese severo juzgado que emite opiniones  de todos los tipos, si la actividad no responde a lo esperado, claro está, este fue el caso del tobogán resbaladizo, que era para niños a las madres les gustó y alguna que otra dejó su trasero resbalar por encima del jabón con agua, veredicto…sobresaliente. Estos elementos y otros están hechos de uno materiales super resistentes y que tienen su base  en el antiguo plástico que existía allá por los años 50 y que aún  hoy se sigue llamando plexiglás, material transparente, resistente y flexible del que aún se siguen haciendo prendas de vestir y que los paduleños aún llamamos presiglas.

 

No menos sorprendente fue ver partidos de futbol sala que se jugaba en campos de mini futbol  que también se habían realizado las pistas con este material, plexiglás. Aquello de antes no tiene nada que ver con lo que ahora se hace. Pues bien, en esas mini pistas jugaban tres contra tres y a un solo tiempo, o a dos, según se acuerde. Padres madres y demás familiares animaban para que sus chicos ganaran. Y ¿por qué ganar en una actividad sin carácter competitivo?. Los humanos somos así y conste que a mí no me gusta perder ni a las charpas, aquellas charpas de los años  1960.

Otro aspecto en el que nos hemos fijado este Verano ha sido la piscina, es totalmente deficitaria y precisa urgentemente de una remodelación. Existen varias posibilidades, que se le controlen las fugas de agua, que se parta en dos con una para niños pequeños o bien hacerla cubierta, no sabemos por cual se decidirá nuestro Ayuntamiento, pero ya, porque hace falta. La mejor de todas seria prepararla climatizada. Todos coincidimos en que sería un puntazo y que el pueblo lo agradecería profundamente.

También llego nuestra feria y todos nos lo hemos pasado lo mejor que hemos podido, pero lo bueno de ella fueron los columpios, eternos columpios que a lo largo de nuestros años de vida nos volvían locos a todos; Las Olas, los caballitos, las casetas de tiro que no había forma de acertar con la escopeta a tirar un cigarrillo, claro, las escopetas estaban preparadas. Hoy gracias a Dios todo he ido cambiando y existen un montón de cosas nuevas aunque hay que tener mucho cuidado con los Bulls, o toros, que giran para tirar a uno al suelo y con la posibilidad de salir dañado de la cintura. Sed prudentes por favor. Pero este año y por dos consecutivos desapareció la trilla del programa de fiestas, justo sería que continuara aunque sabemos que es costosa.

En estas fiestas echaremos en falta a Ana Hidalgo Moya que era muy joven para irse tan pronto, Ana, te pedimos que desde el cielo ayudes a tus padres que tanto lo necesitan.

También traemos a las chicas del taller de costura.. “En Septiembre, quién tenga hijos que tiemble”.

Isidoro Villena

Isidoro Villena

Pensábamos nosotros que el Verano no iba a llegar, pero lo hizo, o mejor dicho, es que no se fue, ya que las temperaturas altas comenzaron en Abril, y llegó,  y buen recuerdo nos ha dejado, incluso hoy que estamos escribiendo, Septiembre, las temperaturas son demasiado elevadas para la época. Pero este Verano que climatológicamente ha pasado, en cuanto a calor, lo tenemos tan presente como la ruina que puede traernos a todos y comenzando por la falta de aguas que nos afecta a todos. Para que los paduleños no nos aburriéramos el Ayuntamiento y a través de sus responsables de áreas nos presentó una serie de contenidos para desarrollar en todos sus aspectos la serie de actividades que estos encerraban, deportivas, culturales, lúdicas, manuales, concursos y hasta ese tobogán gigante que se colocó en dos ocasiones y en lugares distintos.

  Director: Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24