Así fue, así pasó

Isidoro Villena

Comenzamos nuestra redacción, pasado ya mediados de Febrero, y después del terremoto electoral que anunciaba el presidente de del Gobierno, Pedro Sánchez, se juntaron dos o tres votaciones. Unas eran nuestras elecciones generales para conseguir un nuevo Gobierno y las otras al Parlamento europeo y sobre todo las municipales, que son las más cercanas a nosotros. Se comenzaron a escuchar un baile de candidatos a unos partidos y a otros. Se oyen nombres y bailes de candidatos a la Alcaldía, tanto es así que cuatro listas aparecerían, y al final así fue, cuatro, Izquierda Unida, El PP, el PSOE, y Ciudadanos, que por primera vez aparece en nuestro panorama electoral. Y seguro que más de algún paduleño, nostálgico de pasado, estaría deseando la aparición de Vox, ¿quién sabe?, hasta última hora solo queda esperar.

Por aquí nos anuncian buen tiempo y por lo menos hasta después del 20 de Marzo no se esperan lluvias o…cambios de tiempo que puedan ser significativos para nuestros campos. Aunque en realidad, de golpe se nublan los cielos y nos cae un agua “ensuciacoches” y con eso vamos tan felices. Recordemos que Febrero se marchó con un sol impropio, y de ahí su refrán “Febrerillo loco, que sacó a su padre al sol y lo mojó”. Pero hablando de agua, es muy necesaria, los campos ya no aguantan más sin un buen temporal, que sin hacer daño, nos caiga.

Vamos paseando por los lugares en obras y el más cercano son las que se llevan a cabo en la Rambla de los Alcarceles. Está siendo una obra de gran calado ya que aunque van lentas pero van muy bien hechas con unas piedras blancas que adornan y unos mejores encofrados que no se destruirán ni con los movimientos de las bombas. Eso sí, me informan de que todos los puentes irán abajo, con el trabajo que nos costó hacer el de la Calle de las Piedras hermosas, sudor y lágrimas y escuchar el calificativo de “qué tontos”, si eso lo hará el Ayuntamiento. Auuuhhhh, no lo tendríamos. Lo que tal vez pueda suceder es que igual tendremos que echar apuestas sobre la fecha de terminación, porque como son subvencionadas por la Junta, vamos a estrujarla.

También hemos visitado las obras de la piscina y lo que allí se está haciendo no es una remodelación, no, no no, toda fue derrumbada y con unos encofrados de miles de kilos de hierro para darle una consistencia que dure por los siglos de los siglos. Una obra faraónica. Se llegó a escuchar que sería un poco más pequeña, pero de eso ni hablar, un metro más que menos pero muy larga, demás. Pero si la estuve observando y lo que se está construyendo es algo para la eternidad y con menos de profundidad. Lo que si he valorado muy positivamente es que se está construyendo al lado una más pequeña para los más pequeños de las casas, esto está muy bien pensado ya en que los niños se pueden meter dentro y los padres vigilar desde fuera, si no se quieren meter con ellos. Nuestra piscina, y según el Sr. Alcalde, está pensada para que sea usada por todas las personas de nuestro Valle de Lecrín que deseen darse un remojón.

 

Desde la Casa Grande del Padul por Isidoro

Apareció el Carnaval, como todos los años pero se ha perdido un poco el ánimo competitivo que llegó a tener en los años del 98 al 2005 donde aparecían seis o siete grupos que ponían patas arriba a todo el pueblo y llegamos a irnos una hora antes para pillar buen sitio y estar de los primeros. Recuerdo a los Trianeros, Banda Bambina, la Chiriparsa, Ilusión de Vivir, Los Trotamúsicos y quizás algún grupo más. Pero todo se fue al traste, ya que llegamos a pensar que éramos todos tan buenos, que merecíamos ser los vencedores. Se oyeron rivalidades y descalificaciones a los jurados, pero llegó a caer por su propio peso, faltaban jurados y las comparsas se fueron enfriando por luchas internas hasta llegar a desaparecer. Pero realmente que veíamos cosas muy bonitas y disfrutábamos mucho. Ahora lo mejor es el pasacalles donde los/as amigos/as se junta y forman un grupo para salir en él.

Con Marzo todo cambia, “Marzo Magarzo y el mes de Marzo” este refrán hace referencia a que de él se puede esperar cualquier cosa, sobre todo que nos llueva un poco o que nos moje más”.

Se ha hablado, y mucho, que la Comunidad Económica Europea se ha planteado la idea de no cambiar más la hora, ya que con lo que se ahorra en energía, no se ahorra ni para unas migas y de hecho en este mes nos entra La Primavera y se cambia la hora el último Sábado. Desde aquí nos vamos a Semana Santa. ¿Será verdad aquello de que la primavera la sangre altera?. Hagamos examen de conciencia. Las fotos son de nuestras comparsas callejeras y se publican con el permiso de las personas que aparecen.

  Directores: Fabienne y Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24