Así fue, así pasó

Desde la Casa Grande del Padul por Isidoro

Isidoro Villena

Atrás quedó Mayo, mes de las flores y enamoramientos, porque la sangre se pone ardiendo, y en esta ocasión también fue tiempo de las elecciones generales. Han tratado los partidos de “reestructurarse” después de los fracasos y se les ve a todos menos ofensivos y hablando más de la sociedad de bienestar, que en definitiva, es lo que interesa. Escuchando, por los diferentes lugares de nuestro pueblo dan ganas de reír con las cosas que se oyen, por ejemplo, media España pensaba que el gran perdedor iba a ser Pedro Sánchez porque se creía que estaba un poco crudo y con las ideas fuera de este país y salen los escrutinios y los que parecen estar bien lejos son los partidos contrarios. Piensan nuestros paisanos que hacer política es exponer a los votantes unos programas que cuelen bien y vayan orientados a crear un estado de bienestar para el pueblo español, y menos ofensas.

En nuestra Andalucia apareció Vox con gran fuerza y en las generales obtuvo también un alto número de diputados. Parece que según las encuestas volverá a suceder porque se vaticinan muchos cambios.

Pero somos de pueblo y venimos del campo y hacia él miramos y tenemos que añadir que todas las aguas que nos cayeron tuvieron un efecto más que bueno, ya que por esos campos hemos visto sembrados de cereales que las espigas nos llegan hasta la cintura, y eso significa que junto a la buena cosecha de almendras que todos vemos por nuestros campos los agricultores van a tener un respiro, de ello nos alegramos mucho, porque aunque uno sea funcionario, siempre tenemos un “marjalillo” para la hortaliza, así que entre Marzo y abril a las sementeras les hicieron subir, y tuvimos la procesión de San Isidro adelantada al Domingo más cercano a su fecha, y con Santo y carrozas todos al Viejo Campamento del pueblo.

Pero por nuestro pueblo vuelan los aires a los cuatro puntos cardinales y se ha escuchado de boca de muchas personas que llegaron a instalarse en Padul, que aquí el viento es continuo y constante, a lo que un paduleño le respondió; ¿Y por qué se cree usted que hay tantos locos en el pueblo? A reir y continuar con lo nuestro.

 Cuando yo era estudiante recuerdo que me aprendí un trozo de poema que decía lo siguiente: “Todas las primaveras tiene Sevilla, nueva tromba de seguidillas, nuevos corceles y muchas niñas que por Mayo se hacen mujeres”. Puede tener su explicación en que con el buen tiempo todos crecemos y nuestras vestimentas también cambian y podemos ver todo lo tapado.

Estamos en el mes de los grandes proyectos familiares orientados a ese descanso merecido que todo el pueblo espera, hasta nosotros, los jubilados, y según nuestras posibilidades económicas buscamos lugares proporcionados a ellas y así se escucha por ejemplo; unos desean volver a las costas de Almería, otros a las de Málaga, también se aprovechan estas fechas para desplazarnos a las casas de familiares que tengamos repartidos por el amplio espectro de nuestra geografía.

También otros se tendrán que quedar por aquí y seguir observando las obras de la rambla porque al paso que van y por las interrupciones provocadas por las lluvias les obligan a parar y excederse de las fechas. También se habla de que la piscina municipal pueda estar terminada y más de uno vayamos a darnos un remojón y sacudirnos un poco de los asfixiantes calores que llegan hasta los 42º a eso de las 4 de la tarde.

Cuando nuestro periódico salga al mercado ya tendremos nuevo alcalde y al que salga ganador de las elecciones le vamos a recordar que todos los paduleños, lo votemos o no, tenemos necesidad de ser escuchados y por tanto rogamos que no se hagan políticas de amiguismo, pero si políticas justas y que beneficien o perjudiquen a todos por igual. Tendremos mucha confianza en ello y pedimos que no se nos quite la alegría. Una realidad que cada vez se ve con más frecuencia es la falta de de candidatos que deseen ir en las listas, tal vez sea porque roban mucho tiempo de la vida familiar.

En la foto que se acompaña tenemos otro año más San Isidro montado en el todo terreno de nuestro amigo Paquito, que todos los años lo prepara para la ocasión. Refrán: “Junio, claro y fresquito, nos trae pan bendito”.

 

  Directores: Fabienne y Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24