Así fue, así pasó

Isidoro Villena

Y fueron pasando los días que nos llevaron hasta las navidades, que por muchas que pasemos siempre tendrán algo diferente unas de otras. Sucede lo del ejemplo aquel que nos ponían en la clase de Filosofía en los años tan hermosos en los que aún éramos estudiantes y el profesor nos decía que “nunca nadie se puede bañar dos veces en las mismas aguas del rio”, yo digo eso con respecto a las navidades, jamás tendremos dos iguales.

Libres de lluvias, ni tan siquiera amenazas y es que da la impresión de que la meteorología deseara ser generosa con las personas y no así con los campos. De esta forma pudimos salir del letargo impuesto por las lluvias y de la incomodidad que se nos crea cuando deseamos salir a darle “marcha al cuerpo”, y no podemos, o tal vez mejor, salir de compras para ir perfilando los regalos de Navidad o Reyes ya que los regalos van tan ligados a estas fiestas como nuestra economía a hacienda.

Hablando de hacienda, hemos podido observar miles de veces que cuando los gobiernos desean obtener más dineros, van y se acuerdan de nuestros bolsillos y para ello nos suben los precios hablando del IVA. Seguimos pensando que los ladrones son siempre los mismos y están en las oficinas.

Pero volviendo a las pasadas fiestas navideñas, tuvimos unos días inmejorables, la gente se lanzó a la calle a la compra de esos esperados regalos, para los ingleses es el Boxing day. En otras culturas se habla de Papá Nöel o Santa Klaus como los encargados de traer un poco de felicidad a las personas. La noche del 24 la mayoría de los humanos nos hemos reunido con la familia y teniendo las mesas llenas de los mejores productos, según el poder adquisitivo de cada uno, y nos hemos puesto morados, hasta tal extremo se ha cocinado demasiado, que el 25 nos vimos obligados a volver para ir terminando con esas ricas viandas preparadas por nuestras esposas, yo no sé ni freír huevos.

Nos llega la procesión de la “Virgen de los terremotos”, llamada así por los terremotos que hubo y que tanta ruina dejaron. Devotos, vamos a la procesión. Después nos llega la Carrera de los Santos Inocentes. Es relativamente un acontecimiento deportivo joven, pero ha tomado una fuerza que ha llegado a echar a la calle a más de mil personas, ya que entre mirones y participantes siempre pasa de las mil personas. Aquí hay que dar las gracias a los “voluntarios que nunca nos fallan”. Las fotos que acompañamos son precisamente de este evento deportivo-inocente. Comenzamos a dar dorsales a las 5 de la tarde y no paramos hasta el justo momento antes de salir. Este año tenemos que superarlo todo.

De celebración en celebración y así se nos presenta la Noche Vieja, o la fiesta de Fin de año, da igual, ya que se llame como queramos, la juerga no nos la va a quitar nadie. Es muy curioso ver el día 31 de diciembre a los grupos de amigos que con un par de coches se preparan para ir a los grandes almacenes y con su lista de productos van echando al carrito de la compra todos aquellos que van a consumir e incluso teniendo el detalle de atender a los no alcohólicos y a los que le pegan a todo, aunque creemos que se ha impuesto, el ron y la ginebra ultrafina, a otras bebidas alcohólicas más tradicionales. Con las campanadas se consumieron 70Kg de uvas y sobraron.

 

Desde la Casa Grande del Padul por Isidoro

Cada cual habrá bebido el doble de lo acostumbrado y les ha amanecido tirados en un sillón o dormidos en el suelo, pero eso de pasar de un año a otro es motivo de una grandísima fiesta. Francisco, el hijo de Pedro es el encargado de poner los relojes en hora. Francisco y toda su familia son voluntarios en todo y para todo Padul, los felicitamos especialmente. Es que están en todas.

Lo dejamos ahí, pero hay que llegar a la noche Mágica, donde sus majestades los Reyes Magos se pasean por el pueblo repartiendo caramelos, hasta un total de 1900 Kg, según nos informan Pedro y Paco Medina-concejal de todo-. Después de la cabalgata de sus santas Majestades, porque puede que estos fueran los Primeros Reyes católicos de la historia de nuestra religión y no Isabel y Fernando, el enamoradizo.

El mes de “Enero es frio y helaero” el de Febrero es “Febrerillo loco, que sacó a su padre al sol y lo mojó”. Feliz año nuevo a todos nuestros lectores. En las imágenes tenemos grupos de la carrera de los Santos inocentes.

 

  Director: Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24