XXV aniversario del Centro de Información a la Mujer del Valle de Lecrín

El 5 de octubre de 2018, en el Centro Cultural Federico García Lorca de Padul, se celebró el XXV aniversario del Centro de Información a la Mujer de la Mancomunidad de Municipios del Valle de Lecrín. Comenzó el acto, al que asistieron unas 160 personas, en gran mayoría socias de las AA.MM. de la comarca, con la inauguración a cargo de D. Manuel Alarcón, Alcalde de Padul, Dª. Antonia Fernández, representante del Área de Igualdad de la Mancomunidad y Dª. Rita Rodríguez, Presidenta de la Mancomunidad, Dª. Irene Justo, Diputada del Área del Igualdad y Juventud de Granada y Dª. Ana Belén Palomares, coordinadora Provincial del Instituto Andaluz de la Mujer. A continuación la Parlamentaria andaluza Dª. Olga Manzano hizo un repaso histórico de los Centros de la Mujer y de la nueva cobertura legal y funciones que se le encomiendan para el futuro. Las trabajadoras del Centro fueron las encargadas de hablar de la historia del servicio de esta comarca y proyectaron un video como resumen de los 25 años trabajando por la igualdad, se finalizó con un Teatro “Despierta”, por la compañía Ellas teatro.

El Centro de la Mujer de Valle de Lecrín comenzó su andadura en la comarca en 1993, fue una apuesta política de los representantes políticos de la Mancomunidad y de la Junta de Andalucía, a través del Instituto Andaluz de la Mujer, subvencionando el servicio. Es el momento de recordar a la persona que lo puso en marcha, María José Puerta Puerta, que se mantuvo en el servicio hasta que 1998 en su lugar Sonia Ortega López, entró a trabajar como informadora hasta abril de 2001; es en 1999 cuando el servicio se refuerza el servicio con la contratación de una asesora jurídica, María José Ruiz Carlín, que se mantuvo en el puesto hasta diciembre de 2004. Con María José Ruiz coincidió, desde mayo de 2001 Mari Trinidad Jiménez Molina, hasta diciembre de 2004, que se cerró el Centro reabriéndose nuevamente 10 de febrero de 2006, retomando su trabajo de Mari Trini y se contrata a la abogada Encarnación Soto Ferrer. La atención integral ha estado completada en este tiempo en 2009 y 4 meses en 2017 con la contratación de una psicóloga especialista, Maithe Pardo Vico.

Pese a sus periodos intermitentes, desde 2006, mantiene la continuidad del servicio. En estos años ha facilitado la consolidación de la red de cooperación y hermandad entre las mujeres de la comarca, a través fundamentalmente de la Federación de AA.MM. del Valle de Lecrín, todas las socias y sus Juntas Directivas, son el motor del Centro de la Mujer.

Desde el inicio se han implantado numerosas actuaciones de sensibilización, formación y concienciación y fomento de la igualdad, la conciliación, la corresponsabilidad y la erradicación de la violencia de género, dirigidas a la sociedad en general y en particular, a la infancia y juventud, sobre todo a través de los Centros Educativos, estas actuaciones desde 2012 se hacen siguiendo el guión preestablecido en los dos Planes de Igualdad con los que hemos contado en la comarca, el primero de 2012-2015 y el segundo desde 2016-2019.

Por otra parte se ha logrado la coordinación entre los distintos operadores encargados de velar y proteger a las mujeres víctimas del terrorismo machista así como a sus hijos/as, en un espacio común como es la Comisión de Seguimiento de la Violencia de Género.

Al Centro de Información a la Mujer, como organismo especializado en igualdad de la comarca, le quedan muchos retos por conseguir, el más importante, por el gran impacto y los graves efectos devastadores que tiene, contribuir a la erradicación de la violencia hacia las mujeres y sus hijos e hijas; para eso además de los operadores que actuamos debemos apelar a la sociedad, mujeres y hombres, para que se implique en la lucha. Otro gran reto es implicar a la juventud en la persecución de una sociedad libre e igualitaria para mujeres y hombres. El día 8 de marzo de 2018 fue una fecha clave para dar constancia de que las mujeres estamos hartas de ser consideradas personas de segunda o de tercera, muchos chicos y chicas jóvenes se unieron a las reivindicaciones del movimiento feminista; nuestra obligación es seguir trabajando para implicar cada vez a más.

El trabajo del Centro de la Mujer no siempre se entiende ni se comparte, pero manteniéndose la voluntad política surgida hace 25 años en nuestra comarca, con la implicación de todas las Administraciones y de la ciudadanía, conseguiremos eliminar la violencia de género y las desigualdades, para convivir en una sociedad justa.

 

Fdo.: Encarnación Soto Ferrer y María Trinidad Jiménez Molina

Trabajadoras del Centro de Información a la Mujer de la Mancomunidad de Municipios del Valle de Lecrín.

Nº 288 - Noviembre 2018

Ojo de Halcón

Ramón

Sánchez

Desde la Casa Grande de Padul

Así fue,

así pasó

 

Eduardo

Ortega

David Ríos

Balcón

del Valle

ENLACES DE INTERÉS

SITIOS WEB DE COLABORADORES

 

 Miguel López Hurtado

 Pintor, Escultor, Diseñador

 y Maquetador del periódico

 

 Paco López Martín

 Escritor e Inventor de

 Juegos

 

 

 Eduardo M. Ortega

 Escritor

 

 

 Isidoro Villena Villena

 Redactor

 

 Miguel Vidal

 Periodista

 

 

Gabriel Padial

 Colaborador

Club de escritura creativa

El bajo de la biblioteca de Dúrcal acoge por tercer curso consecutivo el Club de Escritura Creativa, al que se le une una vez más la versión infantil, para niños y niñas de 11 a 14 años.

María Trinidad Laguna Haro - Ediciones K&L

Que la lectura es uno de los mejores hábitos que se puede tener es algo de lo que nadie duda, se ha hablado de ello hasta la saciedad. Tenemos bien asimilado el dicho “un niño que lee es un adulto que piensa”. ¿Pero qué sabemos de los beneficios que tiene la escritura? Qué podemos conseguir con coger un papel en blanco y llenarlo de palabras, de pensamientos, relatos, cuentos, poesías… Quizá alguien piense que es una simple manera de pasar el tiempo, o quizá de perderlo. Pero se puede sacar mucho provecho de esta acción que está al alcance de todos.

Hay quien escribe, aún sin darse cuenta de ello, como un recurso para reducir el estrés. Poner por escrito lo que nos ronda por la cabeza es una buena manera de organizarlo y comprenderlo mejor. Es como darle coherencia a algo abstracto y desordenado. Escribir lo que pensamos nos ayuda a conocernos mejor, ser más conscientes de nuestras emociones y pensamientos y nos hace reflexionar sobre nuestra realidad. Con todo esto conseguimos tener nuestras ideas más claras y un razonamiento más desarrollado para poder decidir cuál es nuestra postura ante la vida. La consecuencia directa es que la toma de decisiones será más fácil y acertada.

Si piensan que esto no es suficiente motivo para lanzarse a la aventura de escribir, les diré que la escritura activa el cerebro, por lo que es estupendo para mejorar la memoria. Existe un problema en la sociedad de hoy en día, uno más entre tantos, y es que tenemos conocimiento de muchas cosas, aprendemos en el colegio, en el instituto, la universidad, cursos, documentales, de la misma vida… Tenemos mucha información, pero no sabemos exponerla. Y si no somos capaces de explicar algo es como si no se supiera. A la hora de escribir utilizamos palabras, expresiones y construcciones gramaticales que no solemos emplear cuando hablamos. Con la práctica podemos conseguir que las palabras fluyan al expresarnos de una manera mucho más fácil y seremos capaces de comunicar ideas complejas de una manera más efectiva.

La escritura creativa requiere que el escritor esté constantemente buscando nuevas fuentes de información, más motivos sobre los que escribir. Eso hace que sea más receptivo y viva en un estado más consciente de la realidad que lo rodea. También se consigue activar la imaginación, ese músculo que pierde toda su fuerza tras la infancia por su falta de uso. Escribiendo podemos saltar a otro mundo, evadirnos de la realidad, dejar a un lado aunque sea por un rato las dificultades, y esto a la fuerza tiene que ser bueno para el bienestar personal.

Hay estudios que confirman que poner nuestras metas por escrito aumenta las posibilidades de conseguirlas.Creo que no hacen falta muchas más razones para coger un papel y escribir: “Asistir al Club de Escritura Creativa de Dúrcal, en el bajo de la biblioteca, los viernes de 18.00 a 20.00h” (el primer y tercer sábados del mes de 11.00 a 13.00h si tienes entre 11 14 años) y ponerlo en un lugar bien visible. No es necesario ser escritor profesional, ni tan siquiera aficionado, se requiere cero experiencia para poder pertenecer al club. Todos los conocimientos están ya en nuestro interior, solo hace falta ponerse. Todo el mundo sabe que a escribir se aprende escribiendo.

 

Los nuevos asistentes solo necesitarán una reunión para darse cuenta que el mayor beneficio de escribir y compartir con el resto de compañeros y compañeras nuestras historias, es la riqueza y el crecimiento personal que nos llevamos a casa. Yo me quedo con eso.

Este año comenzamos con muchas ganas, muchas ideas y varias actividades y proyectos encima de la mesa para conseguir que nuestro trabajo sea más visible y llegue a todos los vecinos de la zona.No lo penséis más, os esperamos.

La Cruz de la Misión del Padul, luz y guía de Valle de Lecrín

Si era de noche cuando los vecinos del Valle de Lecrín veníamos de Granada o volvíamos de la playa observábamos hace unos años una cruz de piedra iluminada encima del pueblo del Padul, era llamada Cruz de la Misión. Por desgracia ahora los destrozos de turno no la hacen lucir. Era entonces, y lo es ahora, símbolo de la religiosidad de la Villa a lo largo de los años.

Pero, ¿desde cuándo airean sus brazos sobre nuestra población y Valle?. Me comunicó D. Andrés Molina, sacerdote paduleño, hace un tiempo que se le da el nombre de Cruz de la Misión porque fue levantada a raíz de una misión que impartieron en nuestra Villa unos canónigos del Sacromonte granadino, en el año de 1.769.

Por mi afición de investigador de la cultura e historia de mi pueblo, más tarde descubrí en el periódico granadino “El Defensor” del día 13 de Marzo de de 1904 que, en una Misión de cuatro Padres Misioneros Redentoristas, se celebró “La función de la Santa Cruz” que han colocado en la cima de un monte próximo, situado al norte de la población que de todas partes se divisa. Entonces me pregunto, ¿es una nueva Cruz o es la misma de la Misión del Siglo XVIII?.

Lo que me confirma el periódico es que, para ir en procesión a la dicha función se reunieron todos los trabajadores del pueblo y, en poco más de dos horas abrieron un ancho camino en toda la distancia del cerro. Después se celebró una grandiosa procesión presidida por la Virgen del Perpetuo Socorro y la imagen del corazón de Jesús.

Con el fervor religioso de unos días de Misión surgió la idea de edificar una Ermita al pie de la Cruz dedicada a esta Virgen. Y, en ese mismo día, la gente trabajó reuniendo los materiales necesarios. Los albañiles, todos en general, se ofrecieron a colaborar gratis con su trabajo para esta edificación. Incluso nuestro párroco, D. Roque Rivero, encabezó una suscripción con 60 pesetas (de aquel tiempo) para los gastos que se originaran. No sabemos por qué esa idea se apagó y de la Ermita no sabemos nada.

Pasan los años y, tras una noche invernal de fuerte viento, amaneció la Cruz derribada y rota. ¿Fruto de la meteorología?, ¿un acto vandálico?. Nunca se supo.

Pero entonces, al alimón, Ayuntamiento y la Asociación histórico Cultural “Al Axia” emprendieron su restauración. Fue remodelada en los talleres “Cano” y repuesta en su lugar primitivo, rodeada de una verja metálica e iluminada con un gran foco por las noches a modo de faro y guía que guardase a nuestra población dormida y a todo el Valle de Lecrín.

Este texto ha sido investigado por nuestro historiador D. Antonio Villena Muñoz.

EL HUMOR DE ERNESTO

contador de visitas

  Director: Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24